Conoce las categorías a la hora de crear nombre de empresa

Para la creación de nombres de empresas es importante conocer las principales técnicas y categorías de clasificación de las denominaciones corporativas en cuanto a significado, fonética y forma se refiere

Según la RAE, un nombre es una palabra que designa e identifica seres animados o inanimados, pero en branding crear un nombre de empresa es mucho más. El nombre representa el contenedor de significados que genera el valor de marca con nuestras audiencias.

el-naming-en-branding.jpg

Cada vez más oímos hablar de la disciplina del naming en el sector del branding. Eso es fruto de la creciente competitividad en la creación de namings para empresas, y es que en España se registran al año alrededor de 45.000 nuevas marcas, hecho que implica la necesidad de reinventarse  al plantearnos cómo hacer el nombre de una marca.

Un buen creador de nombres de empresa debe sobre todo prestar atención a la iconicidad del término, cuán diferente es del resto de sus competidores y la capacidad de describir su servicio de forma breve y concisa. Todos estos factores son los que hacen del naming un oficio con importante relevancia dentro del branding.

Muchos son los que aprecian el valor que otorgan las empresas de naming a este oficio pero también son muchos los que lo menosprecian aún teniendo en cuenta todos éstos datos en la creación de un naming de empresa.

Si bien es cierto que cuando vamos nombres de algunas de las marcas más valiosas parece no haber ningún esfuerzo típico de un generador de nombres de empresas. Nos sumergimos en un océano de namings dónde abundan nombres propios y acrónimos sin ningún tipo de creatividad. La cuestión es que todas estas marcas están dotadas de una larga trayectoria y mucho dinero por invertir. 

Pero antes de averiguar cómo hacer un buen naming hay qué qué tener muy presente que será la propia empresa quién, con el paso del tiempo y sus acciones, acabará definiendo el significado e identidad de su marca.

En una agencia de naming existen muchas técnicas para seleccionar y crear nombres de marcas y productos, y en base a nuestros previos análisis descartamos aquellos que no vayamos a utilizar. Por lo general, podemos hablar de ocho categorías de naming:

  • Nombre propio: aportan alguna relación con el origen de la marca. (Chanel, Santander)
  • Asociativos: nombres ya existentes que asociamos a un concepto. (Dorada, Puma)
  • Onomatopeyas: sonidos que se asemejan a su significado. (Kit-kat, Wallapop)
  • Descriptivos: nombres basados en la descripción literal. (Gas Natural)
  • Neologismos: creación de nuevos términos a partir de otros existentes. (Accenture, Movistar)
  • Abstractos: palabras inventadas sin ningún antecedente. (Häagen-dazs, Kodak)
  • Siglas y acrónimos: abreviaturas formadas por iniciales. (IBM, Fed-ex)
  • Evocativos: definen el concepto de la marca de forma emocional. (Vueling, Kleenx).

Descubre más sobre Naming

Si tienes preguntas o quieres proponernos un proyecto, contáctanos aquí.