Employer Branding: potencia tu marca empleadora desde dentro

Vivimos en época de cambios. Cambios recientes, pero también cambios que llevan ocurriendo desde hace años. En los últimos diez años, por ejemplo, se ha reconfigurado por completo el paradigma en el cual las marcas se relacionan con su público.

Hasta entonces, la marca hablaba y decidía de manera unidireccional. Usaba principalmente medios pagados para generar notoriedad y aparecer en el momento y lugar donde su público estuviera presente...aunque no la esperara y no quisiera interrupciones. Esa es precisamente la palabra clave, interrupción. Y ha sido el modelo principal de relación entre la marca y su público durante años. A este enfoque se le llama “push”.

marca-empleadora.jpg

Poco a poco, el modelo “push” ha ido evolucionando. El usuario ha ganado poder, capacidad de decisión y sobre todo la libertad de poder rechazar las interrupciones de las marcas, gracias al salto tecnológico. Las marcas, por tanto, han entendido que:

  1. La relación entre una marca y su usuario no es unidireccional, sino cosa de dos. Cada vez más, las marcas deben abrir sus puertas para escuchar, acoger y participar con su público objetivo.
  2. Las personas ya no buscan palabras, sino hechos. Se acabaron los grandes discursos que muchas veces no eran verdad. Hoy, la comunicación debe dar más razones que nunca. 

Estas dos premisas dan pie a un nuevo enfoque de marca empleadora o estrategia de employer branding: el enfoque “pull”. Un nuevo modelo basado en la relevancia, y sostenido por embajadores de marca empleadora. El enfoque “pull” es precisamente el concepto alrededor del cual gira la disciplina del Employer Branding. Su objetivo, posicionar a la organización como una marca empleadora fuerte, un gran lugar donde trabajar. ¿Cómo lograrlo? 

El enfoque “pull” requiere, por encima de todo, compartir contenido de alto valor. Contenido que atraiga, interese y retenga a la audiencia. Que posicione a la marca empleadora de tal forma que genere preferencia por delante de otras organizaciones del mismo sector.

Los embajadores de marca empleadora nos muestran ejemplos de marca empleadora fuerte, porque ayudan a lograr estos objetivos. Son personas de dentro o fuera de la organización que refuerzan la imagen de la marca empleadora con su testimonio y participación. Ayudan a interesar, más que a interrumpir. Atraen talento. Generan valor capaz de atraer por voluntad propia, no por imposición. A significar.

Además, la comunicación y acciones desde este enfoque “pull” deben ser honestas y transparentes. Queremos invitar a todos a conocernos desde aquellos temas que interesan, y queremos hacerlo de tal manera que logremos hacernos un hueco en la mente del talento al que queremos atraer. Inspirar confianza.

En definitiva, la mejor forma de comenzar una experiencia orientada al empleado reforzada por embajadores de marca empleadora es generando contenido “pull” de valor. Una propuesta de valor al empleado que atraiga, interese y genere confianza, a lo largo de canales como nuestras redes sociales.

Descubre más sobre Employer Branding

Si tienes preguntas o quieres proponernos un proyecto, contáctanos aquí.