¿Cómo crear una propuesta de valor para tu marca? Ejemplos y fases

    ¿Qué necesitamos para definir una propuesta de valor?

    La propuesta de valor es un activo clave en cualquier organización y su estrategia empresarial. Una palanca de negocio que ayuda a enviar un mensaje claro y concreto al mercado acerca de qué le ofrecemos para facilitar y mejorar su vida, con el objetivo de alinear, impulsar y generar relaciones a largo plazo.

    formatos propuesta de valor ejemplos

    ¿Cómo puedes escribir tu propuesta de valor?

    Para crear una correcta propuesta de valor es necesaria tener una visión profunda y exhaustiva de las siguientes dimensiones:

    • Oportunidades que ofrece el mercado: ¿Dónde ubicarnos ahora y en el futuro entre el cliente, el proveedor y los distintos competidores?
    • Vivencias y necesidades del usuario al que queremos atender: ¿Cómo es su estilo de vida? ¿Y sus hábitos? ¿Cómo podemos facilitar y mejorar su vida?
    • Capacidades y potencialidades internas: ¿Cuáles son nuestras fortalezas y oportunidades?
    • Tendencias sectoriales y sociales: ¿Qué tendencias podemos acoger y emplear para impulsar nuestro negocio?

    Es necesaria visión estratégica pero también intuición y olfato creativo, para traducir una estrategia de negocio en una formulación relevante para el usuario

    ¿Qué beneficios te aportará disponer de una propuesta de valor clara?

    Una propuesta de valor correctamente formulada nos ayudará a:

    • Traducir en palabras y acciones el escenario estratégico que deseamos ocupar, es decir nuestro posicionamiento en el mercado. Un posicionamiento claro y conciso, diferencial en el mercado y relevante para el usuario. Que refleje nuestra esencia y espíritu en todo aquello que hagamos a partir de ahora.
    • Generar oportunidades de negocio: Una propuesta de valor es una formulación de presente pero con intención de actuar como hoja de ruta hacia el futuro. Debe abrir nuevos caminos y expresiones.
    • Crear una nueva fuente de ventaja competitiva, porque ayuda a ser más eficiente en todos los procesos de toma de decisiones: Orden y claridad se traduce en eficiencia y mayores resultados. Gracias a la propuesta de valor, la organización trabaja al unísono y cuenta con un criterio claro de actuación que potencia el posicionamiento de marca. Y también de descarte de aquellas ideas que no conectan con el territorio de marca.

    Descubre más sobre Estrategia de marca

    Si quieres impulsar tu marca, contacta con nosotros.