Tendencias a tener en cuenta en la arquitectura de tu marca

El mundo de la arquitectura de marcas puede llegar a ser visto como una simple estrategia de jerarquización de marcas donde el objetivo es segmentar las diferentes líneas de productos, pero esta es solo la punta del iceberg. Si quieres aprender a gestionar las marcas en tu empresa te recomendamos seguir las últimas tendencias sobre branding.

Antes de comenzar a enumerar tendencias como si se tratase de una lista de compras es crucial saber con certeza: ¿Qué es la arquitectura de marca?

En líneas generales la arquitectura corporativa es una estrategia de marketing en la cual las empresas organizan cada uno los niveles de marca que coexisten en su organización, en su unidad de negocio, en su línea de productos y/o servicios, en el mercado que atienden, etc. En este sentido, la arquitectura de marcas ve a la empresa como el resultado de múltiples niveles de productos y/o servicios.

Para entender mejor:

Aprende a analizar los niveles de arquitectura de marcas

Analizar los diferentes niveles de productos y/o servicios dentro de una empresa nos ayudará a estudiar los elementos económicos, su cultura, el impacto social que genera en el mercado y el valor de la marca.

Para hacer una valoración económica sobre una marca especifica debemos encontrar y estudiar el volumen de ventas de cada una de las marcas (productos y/o servicios).

En cuanto a la cultura corporativa debemos prestar mucha atención al posicionamiento que posee la marca en el mercado, qué personalidad tiene la marca, cuál es grado de credibilidad que posee y cómo se relaciona con las demás marcas.

La reputación y el valor de la marca es generado por la respuesta de los clientes en el tiempo, es decir una relación calidad-fidelidad.

1234

 

 

 

tendencias a tener en cuenta en la arquitectura de tu marca

Logotipo o Nombres ¿Qué elementos gráficos utiliza la arquitectura de marcas?

En la actualidad la arquitectura de marcas va más allá de diseñar logotipos o escoger un color para crear una estrategia de marketing, se encarga de separar los elementos que marcan la diferencia.

En este caso estamos hablando de la identidad visual y de la identidad verbal. La primera de estas hace referencia a todo el conjunto de elementos gráficos que ayudan a identificar y diferenciar la marca de tu producto o servicio.

Por otro lado, la identidad verbal permite enviar un mensaje que ayude a tu línea de productos posicionarse en la mente de los consumidores.

Según las investigaciones realizadas por Comuniza, cerca del 74% de las empresas españolas cuentan con una identidad visual.

En cuanto a la identidad verbal el comportamiento es similar, más del 70% de las corporaciones han decidido apostar por un sello con palabras.

Tanto las empresas de identidad verbal como las de identidad visual poseen un modelo monolítico es decir, una única marca para sus diferentes unidades de negocios.

Aprende a diferenciar cuál es tu modelo de negocios

Para que la arquitectura de marcas tenga éxito es muy importante conocer qué modelo de negocios estamos llevando a cabo.

Ten en cuenta que existen al menos 3 modelos distintos:

  • B2B: empresas cuyos clientes son otras organizaciones.
  • B2C: unidades de negocio que atienden un determinado grupo de consumidores.
  • B2B2C (Híbrido): modelo que combina clientes empresa y clientes consumidores.

En definitiva la arquitectura de marca varía dependiendo cada modelo de negocio. De acuerdo a las investigaciones realizadas por nuestros amigos de Comuniza, dentro del modelo de negocios B2B, el 82% las empresas españolas usa una arquitectura monolítica.

Lo mismo sucede con el resto de los negocios; un 58% de las empresas que funcionan bajo un sistema B2C utilizan una arquitectura de marcas monolítica.

Y por naturaleza, el modelo B2B2C, implementa únicamente que una marca (100%), ya que este solo concentra una unidad específica de negocio.

Conclusión: Si quieres ser líder apuesta por la monopolización de tus marcas

A pesar de parecer una estructura rígida el modelo monolítico representa una estrategia amplia y unificada.

Al igual que un gran escudo logra agrupar y proteger los intereses de la empresa a través de diferentes productos y servicios, los cuales a pesar de ser heterogéneos necesitan el aval de la masterbrand para coexistir y por consiguiente competir en el mercado. 

En este sentido el arquitecto de marcas debe diseñar estrategias basadas en la marca corporativa y no en la marca producto.

De lo contrario la organización estaría creando una arquitectura de endoso débil donde se perdería tanto la identidad visual como la identidad verbal de la empresa.

Descubre más sobre Arquitectura de marca

Si tienes preguntas o quieres proponernos un proyecto, contáctanos aquí.